Minvu publica decálogo de “buenas prácticas” contra el covid-19 para edificios y condominios

Fuente: www.biobiochile.cl

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) presentó la tarde de este martes el “Decálogo de las buenas prácticas en edificios y condominios”, en el marco de la crisis sanitaria por covid-19.

Según compartió el ministro de la cartera, Felipe Ward, el instructivo cuenta “con recomendaciones para cuidar la salud y vida de las familias” de quienes viven en dichos inmuebles.

Los diez puntos son:

1) Implementar dispensadores de alcohol gel en espacios comunes.

2) Definir protocolos de apoyo a vecinos, ante brote de casos.

3) Retirar productos de entrega a domicilio de forma inmediata, evitando su acumulación y/o pérdida de cadena de frío.

4) Definir zonas comunes para paseo de mascotas con aforo máximo.

5) Respetar el aforo permitido en ascensores.

6) Uso de gimnasio está prohibido en Fase 1.

7) Denunciar las fiestas o reuniones clandestinas al administrador de la comunidad.

8) Uso de mascarilla obligatorio en todos los espacios comunes del condominio.

9) Las visitas durante el periodo de cuarentena podrán ingresar sólo en casos excepcionales (asistencia a personas enfermas, en situación de discapacidad o adultos mayores).

10) Sanitización diaria de los espacios comunes o de uso comunitario.

¿Se pueden restringir o impedir las visitas a un edificio o condominio?

Fuente: www.uss.cl

¿Se pueden restringir o impedir las visitas a un edificio o condominio?

No se puede prohibir el ingreso de visitas y tampoco establecerlo en un reglamento interno. Sin embargo, sí es posible hacer una denuncia a la autoridad sanitaria o a Carabineros si no se respetan aforos permitidos. 

Independiente de la finalidad de una visita a un departamento o vivienda, el comité de administración, el conserje o los mismos vecinosno tienen las facultades para limitar la garantía constitucional del libre desplazamiento de las personas. Esto, porque ninguno de ellos representa a la autoridad.

Así lo explica Francisca Vargas, abogada de la Clínica Jurídica de la Universidad San Sebastián y académica de la Facultad de Derecho y Gobierno, quien señala que, en un fallo emitido por la Corte de Apelaciones de Antofagasta durante agosto del año pasado, “quedó claro que no se podía restringir el acceso de visitas a un edificio por parte de los conserjes, lo que generó una jurisprudencia al respecto”.

Además, precisa que “las personas son dueñas de sus inmuebles, en este caso de su departamento o de su casa y en una alícuota o en parte proporcional a los derechos que les asiste dentro de la comunidad. Por eso existe el reglamento de Copropiedad y la Ley 19.537 sobre Copropiedad Inmobiliaria para el uso de los espacios comunes”.

Otros caminos

No obstante, la docente USS agrega que “lo que sí se puede normar, es cómo debe producirse este ingreso de visitas, ya que las personas pasarán por espacios comunes. Por ejemplo, si vienen varias personas, pueden acceder por turnos o haciendo fila para llegar a la conserjería o caseta del guardia y luego al departamento o casa respectiva”.

Por otro lado, si una persona o un grupo ha vulnerado alguna medida sanitaria en su desplazamiento hacia ese departamento o casa, por ejemplo, durante un período de cuarentena, lo que corresponde es informar a la autoridad sanitaria y a la policía. Lo mismo en el caso que no se respete el aforo permitido.

Al respecto, la académica indica que “un vecino o bien el conserje o auxiliar de aseo o guardia puede denunciar este hecho a la autoridad para que fiscalice y adopte las medidas respectivas”.

El carnet

Francisca Vargas recalca que los vecinos no pueden retener a otros propietarios o a las visitas, solo denunciarlas y esperar a que lleguen las autoridades fiscalizadoras.

Una herramienta importante con la que deberían contar todas las comunidades de copropietarios es el registro de visitantes con la Cédula de Identidad.

La abogada expone que lo ideal es que “sea una norma que esté vigente dentro de los reglamentos de copropiedadAdemás de tener el registro, esta herramienta sí podría limitar el acceso a quienes se nieguen a entregar su identificación ya sea su cédula de identidad o, en su defecto, la licencia de conducir e incluso el pasaporte, si se trata de un ciudadano extranjero”.

Nueva ley de copropiedad inmobiliaria pasa a Cámara Baja

Fuente: www.senado.cl

La iniciativa busca reemplazar la actual normativa que ya tiene casi 20 años de vigencia y que se ha visto enfrentada a la existencia de un creciente mercado de condominios y viviendas en copropiedad.

La iniciativa fue aprobada en general y en particular por la Sala del Senado, con 35 votos a favor, quedando en condiciones de cumplir su segundo trámite en la Cámara de Diputados.

Durante la votación del proyecto intervinieron los senadores David SandovalCarlos MontesCarmen Gloria AravenaJuan Pablo LetelierIván MoreiraAlejandro NavarroXimena RincónRabindaranath QuinterosJorge SoriaAlejandro García HuidobroFrancisco Chahuan, además del ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg.

Cabe recordar que el proyecto tuvo una extensa tramitación y se realizó un detenido análisis de sus normas en 27 extensas sesiones de la Comisión de Vivienda a las que se sumaron otras de la Comisión de Hacienda. En total se analizaron casi 300 indicaciones que derivaron en un extenso texto que busca regular diversos aspectos de la vida en copropiedad.

En lo fundamental, la iniciativa aborda temas como la clasificación de condominios, contenidos de reglamento de copropiedad, fórmulas de resolución de conflictos, exigencias urbanas de construcción, la creación de un registro nacional de administradores de condominios, sanciones claras y precisas para quienes no cumplan con las normas.

Hubo consenso en la discusión respecto de la urgencia de corregir, modernizar y simplificar las normas sobre copropiedad, más aún si se toma en consideración que actualmente existen en Chile un millón 138 mil edificios y que anualmente se construyen entre 500 y 600 edificios al año.

Ello, señalaron los senadores, deja en evidencia que un porcentaje relevante de la población vive en condominio sin que exista una institucionalidad que los regule o fiscalice. De ahí que destacaran el acuerdo con el Ministerio de Vivienda de crear una secretaría ejecutiva que se haga cargo de este tema.

También destacaron que se hagan cambios respecto de los quórums para tomar acuerdos en las asambleas, que se permita flexibilizar ciertas normas respecto del pago de los gastos comunes adeudados.

ALCANCES DEL PROYECTO

En lo principal, el proyecto deroga la ley N° 19.537 sobre Copropiedad Inmobiliaria y, en su lugar, propone una nueva, que mantiene vigente la mayor parte de las normas de la actual, pero reestructurando y ordenando sus disposiciones.

Establece que los proyectos acogidos al régimen de copropiedad inmobiliaria (condominios) corresponden a una forma especial de dominio sobre las distintas unidades en que se divide una edificación y/o el terreno en los que coexisten; de modo tal que otorgan a sus titulares, en forma simultánea, un derecho de propiedad exclusivo y un derecho de dominio común respecto de los bienes necesarios para la existencia, seguridad, conservación y funcionamiento del condominio.

Asimismo, elimina la distinción entre condominios horizontales y verticales, la que es reemplazada por 2 tipos de condominios: Tipo A o Condominio de unidades en terreno común y Tipo B o Condominio de sitios urbanizados.

También define obligación económica como todo pago en dinero que debe efectuar el copropietario para cubrir gastos comunes ordinarios, gastos comunes extraordinarios o del fondo común de reserva, fondo operacional inicial, multas, intereses, primas de seguros u otros, según determine el respectivo reglamento de copropiedad.

El proyecto dispone que los gastos destinados a pagar las indemnizaciones y otros causados por término de contrato de trabajo del personal contratado, se harán con cargo al Fondo común de reserva, y ya no con cargo a los gastos comunes de administración.

Se otorga la calidad de copropietarios hábiles a aquellos que se encuentren al día en el pago de toda obligación económica para con el condominio, y ya no solamente que se encuentren al día en los gastos comunes.

REGLAMENTOS

La iniciativa también efectúa precisiones que deberán contemplar los respectivos Reglamentos de Copropiedad, por ejemplo, no podrán contener normas que vulneren la Ley contra la Discriminación; no podrá prohibirse la tenencia de mascotas y animales de compañía por parte de copropietarios, arrendatarios u ocupantes del condominio, dentro de las respectivas unidades, sin perjuicio de poder limitarse el uso de los espacios comunes; y deberá contener las conductas que constituyen infracciones al reglamento de copropiedad y las respectivas multas o sanciones aplicables, pudiendo calificarlas según su gravedad.

Asimismo, actualiza y simplifica la normativa asociada a la administración interna de los condominios y la adopción de acuerdos por parte de los copropietarios, promoviendo mejores condiciones de mantención y uso de los bienes comunes, así como la adecuada relación y convivencia entre copropietarios y residentes.

Para los efectos de la administración del condominio se considerarán los siguientes órganos: asamblea de copropietarios, comité de administración, administrador y subadministrador, señalando las funciones, atribuciones quórums e integración de los mismos.